Después de este intenso retiro “Despertando a la Unidad” y dedicado especialmente al entendimiento y práctica de la proyección de la sombra , siento como esta comprensión cada vez es más sólida, no entendida por la mente racional, sino verdaderamente sentida, poniendo en práctica mis experiencias, mis maestros que me muestran mis aspectos ocultos todavía por sanar, por reconocer que son míos y tengo que poner ahí más luz porque mi propósito es utilizar esa relación, de pareja, familiar, amistad o cualquier relación cercana que es donde más proyectamos nuestra propia sombra, para reconocer que todo es mío y dar las gracias por servir de espejo.

Cuando siento que no aceptan mi sombra, no me aceptan tal y como soy, no la acogen, no la abrazan, me siento rechazada, no amada, juzgada, con ganas de salir corriendo diciendo yo si comparto con alguien quiero que acepten mi sombra y no sea impedimento para seguir compartiendo, soy un pack completo, y tengo mis cosas buenas y mis cosas malas, quiero que me acepten tal y como soy.

Mi impulsividad, algún ramalazo de niña pequeña que se enfada cuando no consigue lo que quiere, mis tensiones cuando voy a menstruar … y tantas cosas que podría nombrar….

Jajaja que bueno es reconocer nuestra sombra, pero no es suficiente con eso, no solo es darme cuenta donde puedo ser más insoportable en “los aspectos de mi personalidad “ insoportable para el otro ( que también es una oportunidad para él para ir hacia dentro y darse cuenta de que si “no soporta eso” es porque le está reflejando un aspecto de su sombra inconsciente y es perfecto para indagar y darse cuenta de que es suyo, y poder sanarlo.) Lo mas importante es primero darme cuenta y segundo ir hacia dentro para ver que es lo que me está reflejando esta situación que me incomoda que es mío.

Pero volviendo a mi experiencia, al principio siento rabia, frustración, vulnerabilidad por no ser amada tal y como soy, y me me doy el espacio para sentir todo esto que surge, son emociones que si vienen es para ser atendidas, escuchadas, aceptadas.

En cuanto doy el espacio, y me permito sentir, tomo conciencia de que todo este sentir viene para ser ser atendido profundamente y recordar que esta situación solo es para que ponga más atención hacia dentro para darme cuenta que aunque la teoría la se, todavía me siento errónea, me juzgo a mi misma y no me amo cuando mi personaje se comporta de determinada manera, cuando no doy acogida a los sentimientos de rabia frustración cuando mis hijos no me hacen caso por ejemplo, y me siento que no me acepto, me veo mala madre por chillar o sacar la impaciencia, la prisa y la exigencia, es ahí, donde tengo que poner atención, dándome cuenta de que aun me juzgo, por sentir ciertas emociones, para permitir sentir y dar acogimiento a lo lo que estoy sintiendo sin juicio. Gracias a todos mis maestros, mis espejos, mis proyecciones que me muestran que no aceptan mi sombra, me están diciendo que yo misma no acepto mi propia sombra.

 

Laura Cárcel

Comparte el post si te ha gustado...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies