Terapias Online y Presenciales

Terapias para Parejas

Si estás buscando un cambio en tu vida, necesitas fortalecer tu relación con tu pareja, ya sea porque sientes estancamiento, vives una crisis o simplemente quieran mejorar.

Te ofrezco un acompañamiento, guiándote para que vayas poco a poco recuperando tu poder y responsabilidad y así puedas observar los obstáculos, creencias y limitaciones que te impiden experimentar la verdadera paz, libertad, y comprensión.

¿Sientes que necesitas alguien con quien hablar?

¿Deseas encontrar tu potencial?

¿Quieres sentirte bien contigo?

¿Necesitas alguien que te escuche?

¡Solicita una sesón de valoración gratuita ahora!

Tiempo de Calidad

“Encontrar tiempo” hoy es un mal común. Pero cuando hablamos de tiempo de calidad nos referimos a que haya atención, que exista esa chispa que prende la pasión con la presencia plena de parte de ambos.

Falta de Comunicación

¿Se te hace cada vez más difícil hablar con tu pareja?
Cuando no somos capaces de expresar nuestros sentimientos, emociones y opiniones de una manera franca y abierta, se afecta negativamente el fortalecimiento de la confianza y la relación.

Problemas de Intimidad

La tensión diaria y los problemas de pareja generan inevitablemente piedras en el camino de la intimidad.
Una de las consultas más comunes, es un bloqueo de la sexualidad dentro de una relación.

Atrapados por la Rutina

Es importante darse cuenta de que se está en una situación de monotonía con la pareja. Pero no todo es darse cuenta, hay que comenzar a hacer algo diferente si no quieres que tu relación de pareja termine acabándose por puro aburrimiento.

¿Sabías?
La falta de comunicación mata el amor

No solo en España, esto es a nivel mundial. Debes entender que el gran problema que sufren las parejas hoy en día, en cierto punto único y padre de todos los demás problemas, causante del mayor número de fracasos de relaciones de pareja en la historia de la humanidad, es la inadecuada comunicación.

En general, los desacuerdos que se transforman en conflictos más profundos lo hacen por algunos de estos 5 problemas:

Culpas y críticas

En lugar de expresar con claridad cómo se sienten, ciertas personas ponen el énfasis en las cosas que su pareja hizo mal y lo atacan o critican con expresiones del tipo: “su forma de ser es la que provoca ciertos problemas”.

Muchas parejas inclusive alcanzan el grado de reírse el uno del otro y usar el sarcasmo para ridiculizarse mutuamente, y así faltarse el respeto.

Quien se siente atacado a nivel personal con represalias, sarcasmo o críticas se pone a la defensiva y no puede abrirse realmente a la comunicación.

Ser muy impulsivos

Si hay algo del otro que molesta, es posible que ciertas personas de dejen llevar por las emociones y expresen sus deseos y necesidades de forma descontrolada. Mientras el enojo guíe sus acciones, lo más probable es que levanten la voz, expresen su ira con gestos o inclusive palabras agresivas.

Lo único que logran con una actitud así es que la otra parte o los evite, o explote también con sus emociones, socavando en ambos casos totalmente la posibilidad de diálogo y entendimiento entre ambos.

Evitar el conflicto

Este punto es casi el opuesto al punto anterior, pero tiene las mismas consecuencias: destruir los canales de comunicación interpersonal. Hay personas que son expertas en evitar el conflicto, que prefieren no expresar verbalmente lo que sienten para no tener una discusión con su pareja. Sin embargo en general terminan expresando sus sentimientos de manera indirecta, con determinadas actitudes como indiferencia, ironía, distancia, etc.

Para la pareja es casi imposible poder asociar estas actitudes con el problema que las generó, por lo cual posiblemente se sienta mal por estas actitudes y termine a su vez también molesto y distanciado, creándose así un circulo vicioso negativo sin sentido. Por eso es preferible hablar de los problemas para solucionarlos antes que evitarlos y esperar que se solucionen solos.

La Necesidad de tener Siempre La Razón

Una de las causas fundamentales de conflicto entre las parejas es la falta de empatía, la incapacidad de “ponerse en los zapatos” del otro y de escuchar realmente la otra visión de las cosas, pensando que uno siempre tiene la razón.

Ciertas personas con esta actitud no pueden entender que nadie es dueño de la verdad, y que por más que uno sienta que tiene la razón es sano para la pareja escuchar realmente al otro y tratar de entender profundamente su versión de los hechos.

De nada sirve engancharse en discusiones eternas por quién tiene la razón en un determinado tema cuando realmente solo podrán entenderse aquellos capaces de ponerse en el lugar del otro sabiendo que nadie tienw la única verdad.

Puedes tener siempre la razón o tener una relación sana, nunca ambas cosas a la vez.

Estar siempre a la defensiva

Quienes están siempre a la defensiva en el diálogo de pareja y sintiéndose atacados por el otro generan por sí mismos una gran desconfianza en los demás, lo cual provoca fuertes errores de interpretación y fomentan el aislamiento y la distancia.

Quienes se esconden detrás de una postura defensiva están 100% cerradoa al diálogo. En el afán defensivo de no ser lastimados, provocan justamente el efecto contrario, siendo muchas veces rechazados por su pareja por esta misma actitud de recelo.

¿Cómo son las terapias?

Este proceso elevará tu conciencia a otro estado de comprender, perdonar y amar, sin excepción. Mi función es acompañarte hasta que vuelvas a tener conexión con tu Ser. Si realmente quieres vivir tus conflictos de otra manera, sabes que es posible.

Las sesiones de terapia están basadas en la visión del Perdón no dual, son un acompañamiento cuyo objetivo es recordar quiénes somos realmente, Espíritu que ha olvidado su fuente”. No se enfoca en cambiar al personaje o mejorar ciertos aspectos, sino que se trabaja en lo profundo, tiene como objetivo sanar la mente a través del proceso del perdón, cambiando nuestra percepción del mundo.

Son un encuentro centrado en el corazón y el discernimiento, totalmente guiado por el maestro interno, que nos guía a pensar y a sentir de otra manera. Se fundamenta en las enseñanzas de Un Curso de Milagros, sobre todo en la experiencia práctica con meditaciones, enfoques de conciencia y un cambio de mirada, un cambio de percepción, entregándose a la Unidad.

Las terapias nos ayudan a:

Controlar los impulsos emocionales y mantener la calma.

Mejorar la comunicación en la pareja, aprendiendo a discutir los problemas y llegando a mejores soluciones prácticas.

Comunicar lo que sentimos o nos molesta sin herir a la otra persona.

Potenciar las fortalezas y los intereses comunes de la relación dejando de focalizarse en las diferencias.
Escuchar, a ponerse en los zapatos del otro para entender sus sentimientos y necesidades

Desarrollar un contexto favorable a la expresión sana de las emociones y, por lo tanto, a tener una mejor comunicación.

Darle un sentido a la relación, renovando los proyectos e intereses comunes.

Restablecer la armonía y la felicidad, mejorar el vínculo y la dinámica de la relación.

Conocerse mejor a uno mismo como persona individual separada del otro, lo cual lo ayudará a ser una mejor pareja en esta o en futuras relaciones.

Cambiar la perspectiva de la relación, incorporando la perspectiva del otro y mejorar la percepción que ambas partes tienen de los conflictos que están viviendo.

Terapias para Parejas

Modalidad Online o Presencial

Beneficios de la Terapia Online

La terapia online tiene la ventaja de que nos permite ahorrar más tiempo que de forma presencial, gracias a que no hace falta desplazarse a la consulta. Además, el proceso es muy sencillo: se programa una cita y se establece una conexión por videollamada.

Beneficios de la Terapia Presencial

La modalidad de terapia presencial, nos facilita alcanzar un nivel de comunicación humana más profundo; si bien es importante escuchar lo que el paciente dice en su discurso, aún aporta más información lo que la persona muestra a través de otra vía de comunicación, la no verbal.