El Niño interior es la figura psicológica de esa energía que surge de una emoción reconocida o no reconocida que escondes, tratas de evadir, tapar, ocultar…. al evitar sentirla, plenamente o aceptarla cada vez que la ocultas y no quieres reconocerla la vas reprimiendo y se va quedando en el inconsciente, esta energía que toma forma de rabia, rechazo, lastima, frustración, enojo, decepción, miedo… se despierta cuando la ves proyectada en una situación o persona (a esto le llamamos la proyección, espejo o sombra) pero al estar negada eres incapaz de verlo como algo que es tuyo.

También Puedes ver en la proyección del espejo representado por la situación o personaje “x” un aspecto leve de ti pero proyectado en un grado exagerado, o con cambios en la forma que en ti se manifiesta muy levemente pero que eres incapaz de perdonar o aceptarlo en ti.

También podría ser un rasgo que corresponde a tu pasado y que esté pendiente de resolver, puede que incluso ya esté corregido a nivel de comportamiento, pero que a un nivel profundo no has perdonado o aceptado, te sigues culpando por ello de una forma inconsciente y lo ves proyectado ahora en esta escena.

Un ejercicio muy efectivo para cambiar el enfoque y dirigir nuestra atención hacia dentro para ver qué es lo que tengo que sanar, sería darnos cuenta que juicio estamos emitiendo hacia la persona o la situación por ejemplo : “no me valoras ” “ella me desprecia ” ” ella me excluye..” ” él es un irresponsable…” buscando una frase sencilla, un solo verbo, una sola idea que describa el juicio que veo ahí fuera, y pasarlo a primera persona : ” no me valoro ” yo hago.. Yo soy ….

Permanece atento a tu interior para descubrir que te produce esta afirmación, aunque lo sientas con otra forma, tiempo o grado, toma conciencia del juicio similar que haces inconscientemente sobre ti mismo

Incluso puede ser también que si por ejemplo dices ” soy egoísta ..” Quizás eres levemente egoísta pero no te permitirías o no te perdonarías ser de esa manera,

No estamos tratando de autoculpabilizarnos o enjuiciarnos,
Debemos amar y ser muy compasivos con lo que estamos manifestando, porque esto es lo que soy capaz de hacer ahora, este es mi nivel de conciencia hoy, y soy amable con lo que mi personaje representa y proyecta dado su nivel de conciencia, perdonándolo y reconociendo que en esencia no somos eso, eso es solo un programa que opera que debe ser sanado.
Cuando interactúo con alguien estoy viendo proyecciones de mi subconsciente, mira que es lo que no te gusta de ti, lo que me muestra la proyección tiene que ver conmigo misma en todos los aspectos y ahí tengo la oportunidad para verlo.
Si tomas conciencia de tus juicios sobre los demás te darás cuenta de los juicios que operan en ti y te limitan en cada instante
Esta nueva visión te dará la oportunidad de observar al niño interno, o energía emocional que está por sanar y ponerlos a disposición de la sanación

Laura Cárcel

Consulta nuestros cursos y retiros residenciales de Tantra pinchando  aquí

Comparte el post si te ha gustado...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Email this to someone
email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies