En Un Curso de Milagros se le da el nombre de Espíritu Santo a una parte de nosotros que está en nuestra mente, también se le puede llamar, guía interior, maestro interno…

Espíritu es algo abstracto que no tiene forma, no es concreto.

Santo es algo que es perfecto e impecable, tiene la función de corregir nuestras mentes solo a petición nuestra, ayudarnos a ver que es lo que nos causa sufrimiento.

 

A través de Un Curso de Milagros, la mente tiene un montón de ideas para ayudarnos, la primera idea es el “Espíritu Santo, es un pensamiento Creado”, no es imaginario por eso no tiene imagen. A diferencia del ego, que es un pensamiento imaginario por eso tiene imagen, la proyección del ego es tu personaje. La idea que tienes de ti mismo.

El Espíritu Santo es la parte de la mente contraria al ego.

El Espíritu Santo es un pensamiento real pero no es el único pensamiento real, es como decir que el cuerpo solo tiene corazón.

El Espíritu Santo es nuestro guía o maestro interior o Espíritu perfecto.

Pecado es carencia de…entonces Espíritu Santo es perfecto y no tiene carencia

El Espíritu Santo cambia los pensamientos falsos (que son guiados desde el ego) por los pensamientos reales, que vienen de la guía del Espíritu Santo.

El Espíritu Santo es una idea que está en nuestra mente, pero la hemos enterrado y hemos puesto el ego.

El Espíritu Santo está siempre disponible, desde que naces, en el momento que tu quieras puedes disponer de este guía, tiene la función de corregir tus pensamientos cuando tu se lo pides.

 

Una práctica diaria que propone Un Curo de Milagros es hablarle,  pedirle ayuda al Espíritu Santo (maestro interno, guía interno)

 

CUANDO HABLARLE?

Cuando estamos experimentando una sensación de estar enfadados, bloqueados, fustrados, nos comunicamos y le pedimos ayuda para soltar nuestras percepciones y ver las cosas de otra manera, el propósito es estar en Paz, no es tener razón o conseguir cosas del mundo. Sino sentir Paz, pase lo que pase, por eso siempre que nos comunicamos con Él, es con este propósito, y hay que pedirle ayuda no desde la victimización o carencia, sino desde la felicidad y el Amor.

 El Espíritu Santo no te puede ayudar mientras tu no le pidas ayuda.

Como le pedimos ayuda? Pidiéndole que ponga Él el propósito a tus situaciones, cuando vas a comer, cuando vas a salir, cuando vas a trabajar,  a tu decisiones, a tus relaciones, y con ello, lo que vaya a salir de ahí será tranquilidad, paz, todo fluirá, cuando le decimos al Espíritu Santo que ponga Él el propósito, estamos eligiendo que nuestras acciones, pensamientos, sentires, sean guiados por El, con lo cual sabes que no estás siendo guiado por el ego. Confiando en que el Espíritu Santo te guiará para que todo se resuelva es la mejor forma de resolver cualquier situación, quitándole preocupación a las situaciones se resuelven, si centramos toda la atención en la preocupación (que viene del ego) ahí se vuelven mas grandes.

QUE ES EL EGO?

El ego es una idea, una ilusión, es una parte de nosotros que está en la mente, es justo la otra parte de la mente que no es real, es un pensamiento imaginario, como he dicho antes, por eso tiene imagen, la proyección del ego es tu personaje. La idea que tienes de ti mismo.

La parte de la mente que es Real es el Espíritu Santo, el ego es ilusorio, se cree separado de Dios, o del Amor, como le quieras llamar, cree tener una voluntad propia, y lo que da realidad al ego, es nuestra creencia en él, creemos que existe y nos dejamos guiar por él, así lo hacemos real, y proyectamos nuestra existencia aquí en el mundo que vemos. El ego tiene la función de proyectar. El Espíritu Santo tiene la función de Extender. Tenemos miedo a la muerte, a las enfermedades, a las crisis, porque creemos ser un ego, una imagen proyectada que al creer en ella hacemos real lo que vemos, percibimos, y sentimos. Nuestra función aquí es reconocer que nada real puede ser Amenazado (El Espíritu Santo es el guía que te lleva a esta experiencia) y nada irreal existe (el ego).  

El curso de milagros dice que no hay que estudiar al ego, solo ver que lo utilizo, observar cada día como interviene el ego en cada pensamiento y cuando me doy cuenta, lo corrijo, diciendo “Espíritu Santo corrige mi mente”. Cuando tenemos la práctica de la observación de los pensamientos, empezamos a distinguir desde donde surgen, si surgen guiados por el ego, son falsos, pero los hago reales si no los corrijo, y en la experiencia nos puede proporcionar una sensación de insatisfacción, malestar, sufrimiento, o un deseo desmesurado por conseguir algo del mundo, si surgen guiados desde el Espíritu Santo, son verdaderos y nos proporcionan Paz inmutable pase lo que pase en el mundo.

 

 PRÁCTICAS DIARIAS PARA ESTAR EN CONTACTO CON EL ESPÍRITU SANTO:

– Espíritu Santo, corrige mi mente (cuando observamos que estamos elaborando un juicio, o cualquier pensamiento que nos hace sentirnos mal)

– Espíritu Santo ponle el propósito a esta situación, a esta experiencia, a esta relación, al día de hoy, a esta decisión….

La práctica siempre tiene que ser guiada desde un estado de silencio interior, no son afirmaciones que se dicen y ya está, tienes que sentir realmente así sea.

 

QUE ES UN INSTANTE SANTO?

Significa que quieres ver la realidad, la unión de las mentes.

Cuando estas enfadado con alguien puedes decir:  “que éste sea un Instante Santo” que significaría: quiero recordar que mi mente se una con la de la otra persona, aunque la discusión sea entre dos o mas personas ajenas, pero las mentes están unidas, no hay separación, esto es la Unidad, solo una Mente Única, inmutable, ilimitada, abundante, amorosa, eterna. Con esta práctica realizada sintiendo realmente que este es tu propósito empiezas a sentir que el conflicto se desvanece.

COMO SABER SI ESTÁS SIENDO GUIADO POR EL EGO O POR EL ESPÍRITU SANTO?

Con la práctica e integración del Curso de Milagros, empiezas a experimentar un cambio en tu vida, y lo que sucede a través de tu personaje que es el efecto, es que se encuentra disfrutando de una vida con mas aceptación, amor, abundancia, paz… porque la práctica diaria va dirigida a la causa que es interna, que consiste es decidir cada día ser guiado por el Espíritu Santo.

Si quieres afianzar esta práctica, te ayudo a poner foco en tu guía interno,  el Espíritu Santo, que es quien verdaderamente transforma,  mi única función es ayudarte a  poner foco, dirección, y que compartas conmigo cuales son los escenarios de tu vida donde todavía el ego quiere ser protagonista y experimentas sufrimiento,  para que juntos siendo guiados por el Espíritu Santo, dejemos que Él resuelva los falsos conflictos.

Consultar las sesiones individuales que propongo: aqui

Laura Cárcel

(practicante y facilitadora de Un Curso de Milagros)

Comparte el post si te ha gustado...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Email this to someone
email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Suscríbete a nuestro Boletín!

Recibirás un regalo de bienvenida y toda la información sobre cursos, talleres, retiros y mucho más.

RGPD

¡Gracias! Revisa tu bandeja de entrada o Spam y confirma tu suscripción.