¿Que el el ego? 

El ego es la mente misma no observada, la identificación con nuestros pensamientos, con nuestros estados internos.

La infelicidad de fondo es el estado predominante de muchas personas, que produce impaciencia, irritación, nerviosismo , una especie de descontento que se puede describir como de resentimiento de fondo, estas sensaciones que es el estado continuo de muchas personas, es la mente del ego que opera consciente o inconscientemente, sin ser observado por la conciencia, (por tu verdadera identidad), y quizás no tienen formas de negatividad más obvia como la ira, el odio y demás, pero siguen estando con esa infelicidad de fondo con formas más sutiles, constantemente, mucha gente pasa gran parte de su vida en ese estado, están tan identificados con él que no pueden apartarse y verlo.

Por debajo de esa sensación o sentimiento de infelicidad hay pensamientos y creencias inconscientes, sería similar decir que sueñas cuando estás dormido, es decir no sabes que estás pensando esos pensamientos igual que el soñador no sabe que está soñando. Nos pasa a todos te invito a observarlo.

Algunos de estos pensamientos de fondo, que están en tu mente y no son observados (ego) son :

  • Es necesario que ocurra algo en mi vida para poder ser feliz o estar en paz ( una pareja, un trabajo….) y estoy resentido porque todavía no ha ocurrido, quizás mi resentimiento hará que ocurra.
  • En el pasado ocurrió algo que no debería haber ocurrido y por ello estoy resentido, si eso no hubiera sucedido ahora estaría en paz
  • En este momento de mi vida está ocurriendo algo que no me deja estar en paz

A veces estas creencias que están en el inconsciente, van dirigidas a una persona y la palabra ” ocurrir” se transforma en ” hacer “

  • Si “hicieras” esto estaría en paz, como no lo has hecho estoy resentido, tal vez mi resentimiento te obligue a hacerlo
  • Algo que “hiciste” o “dijiste” hace tiempo o qué estás haciendo ahora me impide estar en paz.

Todos esos pensamientos , interpretaciones, suposiciones vienen del ego, de la mente no observada, y tratan de convencerte que no puedes estar en paz, y que tú eres tus pensamientos y tus emociones, y muchas veces nos vemos enganchados ahí, sin darnos cuenta de que es el ego, el tren del pensamiento, nos hemos subido y como no somos conscientes o incluso aunque te des cuenta, puedes seguir subido al tren, la única forma de salir de ahí es poner atención al sentir, volver aquí al ahora a la presencia, a tu respiración, observando tu energía interna, observando de dónde viene eso, de creencias ocultas… tomando conciencia de todo lo que estás sintiendo a raíz de identificarte con tus pensamientos, te das cuenta que es de ahí de donde viene el sufrimiento.

Crear sufrimiento sin darse cuenta esa es la base de la vida inconsciente, eso es estar en las garras del ego, el ego hará exactamente lo que condena en otros y no lo verá, cuando se lo hacen ver se indigna y lo niega.

Todos en mayor o menor medida estamos enganchados e identificados con el ego, reconocerlo y verlo aplicando la conciencia para darle luz es el primer paso a vivir una vida más consciente, y mas plena, con la práctica de la observación y de darle atención al sentir, cada vez más podrás ver cuando estás enganchado e identificado con todo lo que tus creencias o pensamientos de fondo, toda tu historia personal, que en último término no es más que un cuento, y conjunto de pensamientos y emociones mirando con la luz de la conciencia adquiere una importancia secundaria y deja de ocupar el primer plano de tu conciencia, ya no constituye la base de tu sentido de identidad. Eres la luz de la Presencia.

En la medida que lo practiques con los demás, y lo puedas ver con iocencia, estarás viéndolo en ti también que te sucede, sin que ello te supongo un problema poder estar con personas que se enganchen e identifiquen con su historia personal.

En las relaciones de pareja que es donde más se comparte, darse cuenta de que el otro no está consciente, está en ese estado de inconsciencia, poder observarlo, permitirlo, amarlo y no juzgarla o dejar de querer estar con ella sino únicamente con nuestra presencia, simplemente estando ahí, recordándole que eso no es su realidad y recordándose a sí mismo que lo que está presenciando es un reflejo de la mente suya también, porque es la misma mente, es la mente colectiva del ego.

En Una relación consciente, se comparte el verdadero amor, más allá de ver qué podemos estar enganchados al ego y aunque no compartamos en ese momento total plenitud porque no se comparte la total consciencia de ambos, poder permitir que estamos todavía identificados con la mente del ego y aunque estemos en el camino de darle luz, surgirán momentos de oscuridad que además será una oportunidad para ver reflejadas nuestras sombras.

 

Consulta nuestros cursos y retiros residenciales de Tantra pinchando  aquí 

Comparte el post si te ha gustado...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Email this to someone
email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies