La Sadhana matutina de Laura transcurre iniciando una meditación  de aproximadamente 50 minutos a través de ejercicio físico en la elíptica, atendiendo todo lo que ocurre, a través de la observación del movimiento consciente, abriendo la sensibilidad, máxima atención al ritmo de las pulsaciones, a la temperatura del cuerpo, a la fuerza e intensidad que ejerce la musculatura de piernas, glúteos…. sintiendo cómo se abre el pecho, se calma la sensación de resistencia al esfuerzo cada vez que aumento la presencia plena en abrirme a sentir la más minúscula sensación de la energía recorriendo el cuerpo, y todo ello desde un estado de observación “desidentificándome con el cuerpo”.

La Presencia Divina es la observación de como todo transcurre a través del cuerpo, ocurre movimiento energético, sensaciones, emociones …. pero…. “YO SOY EL TRASFONDO”, solo observó cómo todo ello ocurre a través del cuerpo, dejó de identificarme con el cuerpo, “SOY EL TRASFONDO ” como una pantalla de cine que es neutra y las imágenes transcurren a través de ella.

A través de los ojos percibo, percibir es una experiencia ocurriendo a través de los ojos del cuerpo, y lo que es percibido es interpretado inmediatamente y automáticamente por el sistema de pensamiento individual (ego), condicionado, unido a la historia personal de Laura.

La Presencia Divina, es la observación de este instante, libre de interpretaciones, el problema viene cuando me siento identificado y digo yo veo esto, yo siento esta emoción, yo pienso aquello…porque entonces la experiencia se convierte en algo personal, y empiezo a vivirla desde este pequeño “yo” limitado, vulnerable, que puede temer, puede enfermar, mientras la identificación sea continua e inconsciente, voy a estar sufriendo las polaridades que conlleva la dualidad, vamos a vivir estas polaridades, porque estamos experimentando la condición humana pero si lo haces sabiendo que eres el TRASFONDO, todo absolutamente todas tus percepciones cambian, y te vuelves mas libre, mas ligero, mas gozoso.

Cuando vivimos a través de esta experiencia humana sintiendo la desidentificación en cada acción que realizamos podemos observar como en todo momento acciones ocurren:

hacer ejercicio ocurre…

 bailar ocurre….

 gritar ocurre…..

 tensión se experimenta….

 tristeza se experimenta….

 calma se experimenta….

 respirar ocurre…..

 juicio se esta dando a traves de mi….

 Amabilidad surge a través de mi…

Y todo ello sucede porque así estaba orquestado el guión, poniendo un ejemplo, en la analogía del sueño, puedes creerte e indentificarte con el protagonista del sueño que está teniendo lugar, o eres el soñador del sueño que está durmiendo en la cama y todo ello sucede en tu sueño nada mas, tu sigues en la cama, durmiendo. 

Observo cómo todo ocurre a través de este cuerpo y sus sensaciones pero ya no las clasifico, dejo de juzgarlas como buenas o malas, ya no hay un dictador que dice esto es correcto y esto no, deberías estar haciendo otra cosa, deberías sentirte bien, busca algo que te alivie esta sensación, quizás comida, un cigarrillo, una conversación, redes sociales, y al estar identificado con el pequeño yo que se compone de un cuerpo y todo su sistema de pensamiento conformado por una educación , religión , experiencias vividas…. entonces es cuando sufrimos la dualidad. Pero podemos elegir en vez de sufrirla simplemente experimentarla, sin sufrimiento, sabiendo que no eres el hacedor, sino el TRASFONDO, la pantalla de cine que es neutra y experiencias ocurren a través de ella.

La práctica de abrirte a sentir, por ejemplo podemos utilizar la práctica del deporte, abrirte a sentir los momentos más duros es un entrenamiento para ser capaz de abrirte a sentir, y cuando viene una emoción inesperada con mucha intensidad observas tu mente cómo cataloga que es incorrecta, negativa, pero si te abres a sentirla sin etiquetarla solo abriendo tu sensibilidad a acoger esa emoción con plena atención, máxima presencia , acogimiento y amor, observando donde se expresa donde se siente , en la garganta ? En el estómago ? En el pecho ? Quédate ahí sintiendo esa energía , es solo energía , nada más, deja de juzgarla y atiéndela , como un niño llorando cuando lo atiendes , se calma , la energía cuando la atiendes, te abres a sentirla sin juicio, sin buscar causas, sin interpretaciones, se calma y se va , y cada vez vendrá con menos frecuencia , y menos intensidad, solo así se disuelve, prestando máxima atención.

Pero en ocasiones nuestra identificación es tan potente, que generamos corazas que nos hacen imposible contactar con las emociones, y no podemos abrirnos a sentirlas, nuestro sistema de pensamiento “ego” es tan potente que no deja pasar la apertura y la conexión con lo que internamente lleva enterrado durante tantos años, la practica de la desidentificación te ayudará a abrirte a sentir con honestidad y sin juicio, todo lo que acontece internamente reconectando la conexión con la Presencia Divina.

La presencia dual, es la interpretación desde el sistema de pensamiento individual (ego), es la creencia de que hay un “yo” que tiene que estar viviendo el momento presente, y el yo dice tengo que vivir en el ahora, y tengo que hacer esfuerzo por estar presente, cree que cosas estas sucendiéndole y las tiene que vivir con presencia, si soltamos el “yo” me daré cuenta de que Presencia Divina es lo que Soy realmente, Presencia es lo que está ocurriendo a través de mi personaje, el sistema de pensamiento del ego cree que tiene que hacer cosas para estar presente, pero no puede haber otra cosa que este momento presente, cuando nos hacemos a un lado, experimento la verdadera visión, de que la vida hace cosas a través de este personaje, que “yo” como Laura no hago nada, dejo de indentificarme con el hacedor para dejarme sostener por la Vida, la Presencia Divina que se expresa a través de Laura.

El Reconocimiento de que eres la Presencia Divina, te lleva a vivir la mayor parte del tiempo sabiendo que eres LA PRESENCIA, eres el TRASFONDO, que está detrás de cada acción, y esto te lleva a la aceptación total de cualquiera que sea la experiencia que esté ocurriendo a través de tu cuerpo, esto te lleva a la profunda PAZ, porque sabes que no hay nada que sostener, porque no eres el hacedor, sino que eres el Observador.

 

Con amor, 

Laura Cárcel.

Comparte el post si te ha gustado...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Email this to someone
email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Suscríbete a nuestro Boletín!

Recibirás un regalo de bienvenida y toda la información sobre cursos, talleres, retiros y mucho más.

RGPD

¡Gracias! Revisa tu bandeja de entrada o Spam y confirma tu suscripción.